Hacia la transformación digital

Por Juan Carlos Pérez Terán.

No es una mentira que la situación que hemos vivido en este 2020 nos ha llevado a la reingeniería de procesos y la forma en la que trabajamos el día a día. Trabajo remoto desde casa; desde el café de la esquina; los estudiantes tomando clases en línea y en las empresas la transformación digital ha tenido un impulso que jamás pudimos pensar que tendría en el inicio de este año.


La evaluación basada en la evolución


La forma tradicional -ahora anticuada- de medir el desempeño de los colaboradores en las organizaciones no ha sido la excepción.


Si bien la forma de medir que alguien comience el día puntualmente puede ser el momento en el que se conecte a la sesión, a la videoconferencia o a las actividades de forma remota, esto seguiría siendo simplemente un indicador que no tiene ninguna relevancia o relación con el cumplimiento de los objetivos para los cuales hemos sido contratados.


Así también la forma en la que evaluamos y somos evaluados ha tenido un cambio importante, ha evolucionado.


Más que importante es necesario entender que, al tener a todas las personas trabajando de forma remota o con horarios escalonados, la forma de medición debe ser orientada a los objetivos para los cuales fuimos contratados.


Que los vendedores vendan, los administradores gestionen correctamente los gastos, costos, facturación, cuentas por cobrar, cuentas por pagar y demás actividades inherentes a su puesto de trabajo, y así el resto de las posiciones dentro de la empresa.


La plataforma tecnológica con la que opera la empresa también debe ser pensada y adecuada para permitir a todos cumplir las actividades como si estuviéramos en el lugar de trabajo, incluso el ajuste en la forma de trabajo debe llevarnos hacia lograr una mayor productividad y una disminución de los costos.


Los procesos han cambiado


Si los procesos en el trabajo cambiaron 360°, el proceso de entrenamiento y capacitación no es la excepción. Definitivamente ya no podemos contar con la opción de capacitar a grupos de personas dentro de un mismo recinto y, posiblemente estamos en el punto de despedirnos de las grandes convenciones y congresos a las que algunas empresas convocaban año con año.


Los procesos de entrenamiento también han cambiado y hoy las empresas deben recurrir a plataformas tecnológicas con las cuales se pueda estandarizar el conocimiento a todos los niveles de la organización sin importar las diferentes geografías en dónde se encuentran las personas.


Las plataformas tecnológicas para reuniones así como para el desarrollo de flujos de trabajo automatizados han tenido un incremento de forma importante, pero aún el reto sigue siendo en convertirlos 100% en procesos digitales.


En muchas organizaciones se sigue requiriendo de demasiados procesos manuales y los procesos digitales simplemente son una ayuda, pero no se ha desarrollado una cultura de transformación digital.


El camino aún es largo y probablemente será muy complicado, pero lo qué es 100% seguro es que quien no ande ese camino quedará rezagado y perderá competitividad.


En Integrisys continuamos con el compromiso de ayudar a las empresas a entender esa transformación digital que tanto se nombra y reformular los procesos para estar adelante competitivamente en el mercado.

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • YouTube
  • Icono social LinkedIn
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Blanca Facebook Icono
  • Twitter Icono blanco
  • Blanco Icono de YouTube
  • Blanco Icono LinkedIn
Consulta nuestro Aviso de Privacidad