No seas víctima de ransomware; que no te secuestren los archivos de tu computadora

 

El viernes 12 de mayo pasado hemos vivido uno de los ataques masivos más destructivos de que se tenga registro de un malware hacia equipos de cómputo personal a nivel mundial.

 

El ransomware, para quien no sabe lo que es, simplemente toma todos los archivos de nuestra computadora personal y los encripta, dejándonos sin acceso hasta que paguemos una cantidad en bitcoins; literalmente, los secuestra.

 

Al final, el grave problema no sólo es el desenlace de esta historia de terror-suspenso-drama, el grave problema es la falla de seguridad por la que nos volvimos víctimas de este malware.

 

El virus afecta a las computadoras con plataforma Windows que no hayan instalado las últimas actualizaciones de seguridad, ya sea por ignorancia de los dueños del equipo, de los responsables de Sistemas en las empresas o bien, por la incapacidad técnica del equipo de cómputo afectado.

 

Una de las causas más comunes de imposibilitar que las computadoras personales puedan actualizar las definiciones más recientes de seguridad del sistema operativo es no contar con una licencia válida del Sistema Operativo o, en otras palabras, tener un Windows pirata.

 

El sistema operativo de Microsoft, Windows, es uno de los más atacados por los desarrolladores de malware debido a varias razones:

  1. Es el más rentable; Windows es el sistema operativo más usado en el mundo y, por mucho, el más usado en el sector empresarial. Imaginemos por un momento la cantidad de archivos de oficina que se guardan en equipos de cómputo de esta plataforma; la cantidad de archivos en Excel con movimientos bancarios, listados de clientes, estados financieros, registros contables y demás; presentaciones de empresa, productos y proyectos; bases de datos. Definitivamente archivos que sería muy costoso -económicamente, por esfuerzo, tiempo y creatividad- recuperar. Más fácil y barato, pagar unos cuantos pesos (al tipo de cambio de bitcoins al momento del pago).

  2. Es el más vulnerable: puesto que su plataforma abierta ha sido su mayor éxito y su mayor vulnerabilidad. Fabricantes de accesorios, periféricos, dispositivos de entrada de datos y de salida de información fácilmente pueden desarrollar código de comunicación con la plataforma: controladores. Con facilidad similar, los desarrolladores de malware pueden desarrollar código malicioso que busca brechas en la seguridad de Windows para alojarse, esconderse y esperar el momento preciso para atacar.

  3. Es, por lo mismo del punto anterior, el más pirateado. Por "ahorrarse" una buena cantidad de pesos, algunas personas descargan versiones "gratuitas" que no son otra cosa que versiones violadas en su seguridad primaria como la llave de activación del producto. Hacer esto es similar a pedir aventón en la peor colonia de la ciudad por ahorrarnos el taxi o similar a comprar productos perecederos con el empaque violado para preparar nuestra comida porque salen más baratos.

Por supuesto no todo son malas noticias. Existen varias formas de prevenir tan desagradables escenarios y aquí algunas recomendaciones:

  1. No instales copias piratas. Así de simple.

  2. Si buscas software en internet, procura hacerlo en sitios de reputación reconocida y, recomendable aunque dé flojera, lee los acuerdos antes de dar click en aceptar. Algunos programas gratuitos no son tan gratuitos como parecen y, pueden contener spyware al cual le estamos permitiendo instalarse porque viene especificado en el acuerdo que no leímos y sí aceptamos.

  3. Mantén, en la medida de lo técnicamente posible, tu sistema operativo y aplicaciones actualizadas. Si no sabes cómo hacerlo, o con qué frecuencia buscar las actualizaciones, selecciona la opción para que el mismo sistema se actualice automáticamente. Importante es que, si perteneces a una empresa que cuenta con aplicaciones sofisticadas, pregunta al responsable de Sistemas antes de mover cualquier configuración porque por arreglar una cosa, se podría estropear otra.

  4. Igual que mantener actualizado el sistema operativo, es vital mantener actualizado el antivirus; vital.

  5. Activa el firewall de Windows, sobre todo si acostumbras conectarte a redes públicas.

  6. Crea respaldos de tus archivos y no los guardes en computadoras de la misma red. Guardarlos en la nube como OneDrive, Drive, DropBox o herramientas de este tipo es una buena práctica ya que algunos de estos proveedores tienen el servicio de revisar contra malware todos los archivos que se suben a su plataforma.

Además de estas sencillas recomendaciones, hay otras más avanzadas que los expertos en Sistemas de las empresas pueden habilitar.

 

Una recomendación empresarial: no pierdan de vista el estado de la legalidad de sus licencias y no permitan que los usuarios instalen versiones de software de dudosa procedencia.

 

El nuevo Office 365 de Microsoft o G Suites de Google son buenas opciones para trabajar en la nube con plataformas seguras y con disponibilidad garantizada, y con servicios de administración y soporte como ofrecemos en Integrisys mejoras sustancialmente la seguridad de la información, disminuyes las interrupciones de la operación y aumentas la rentabilidad.

 

Que no te sorprenda un malware que, en muchas ocasiones no es tan sencillo de erradicar como nos quitamos un simple resfriado.

Please reload

Featured Posts

Tus usuarios son lo más importante

April 5, 2017

1/1
Please reload

Recent Posts

June 26, 2019

November 29, 2015

Please reload

Archive
Please reload

Search By Tags
Please reload

Follow Us
  • YouTube
  • Icono social LinkedIn
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square